PILAR SORDO 2010 ¿PORQUE LOS ADOLESCENTES NO QUIEREN SER ADULTOS?




Esa es la pregunta que se hace esta famosa psicóloga en su libro, una aguda radiografía sobre las consecuencias de la mala vida que los adultos están legando a sus hijos. Ahí desfila una nutrida fauna surgida de este erróneo modelo: desde los llamados jóvenes on off, que quieren todo instantáneo, a los bumeráng, que se van de la casa de los padres para regresar apenas viven el primer conflicto. Sin pelos en la lengua, aquí nos explica más.

Un acto de amor siente Pilar Sordo que fue dar a luz el libro No Quiero Crecer. Viva la Diferencia para Padres con Hijos Adolescentes (Editorial Norma). Este trabajo fue hecho durante su proceso de duelo luego de la muerte de su pareja a causa de cáncer, a quien dedica conmovedoramente esta obra. “Gracias a Óscar, el amor de mi vida, que me impulsó y me obligó a comprometerme con él, dos días antes de que partiera, a terminar este libro antes de septiembre. Gracias (…) por mostrarme que el amor también puede existir más allá de la vida misma”. Eso dice en las páginas de su nueva apuesta, luego del éxito de Viva la Diferencia, un libro en el que indagó acerca de las particularidades de lo masculino y lo femenino, así como en las complementariedades entre ambos géneros.

–¿Qué ha significado hacer este trabajo estando en un momento tan complejo?

–El proceso que estoy viviendo es superdoloroso y me ha permitido fortalecerme interiormente en un montón de aspectos. He intentado vivir esto con lamayor dignidad de la que soy capaz. Le prometí a Oscar que yo iba a tener listo el libro antes de mi cumpleaños, que fue en octubre. Lo terminé a finales de septiembre, pero la verdad es que no fue fácil. Tuve ayuda incluso de una periodista maravillosa, porque mi mayor problema fue a nivel emocional: procesar la información, con el dolor que tengo encima, me resultaba muy complicado. Por eso siento que este libro se convirtió en un gesto no solamente hacia él, sino hacia mis hijos y sus hijos. Fue demostrarles que también desde el dolor se pueden generar cosas nuevas.

Pero, más allá de este escenario íntimo, se trata de un libro que ella sintió que era urgente ante una realidad con la que le toca estar en contacto gracias a trabajar con jóvenes: en gran medida los ve con miedo a mirar al futuro debido a todo lo que los adultos les transmiten acerca de la vida. “No les estamos dando la idea de que vivir es grato, sino de cansancio, de esfuerzo, con una connotación negativa. El tema es quejarse todo el día de lo que hacemos, en vez de valorar o agradecer las maravillas que vivimos. Es algo alarmante, que sucede independiente de la condición económica, hoy absolutamente transversal en Chile”.

Añade: “Creo que tenemos que cambiar el switch y el eslogan debe ser ‘adultos felices, plenos y agradecidos’. Nos levantamos reclamando por haber despertado en vez de agradecer por haberlo hecho. Y eso, como testimonio de vida para un niño, es horroroso. Entonces, ¿cómo me piden a mí, adolescente, que empiece a mirar la vida como un desafío interesante? Por eso en vez de querer crecer, los jóvenes dicen: ‘Me voy a emborrachar, quiero borrarme por un rato’”.

–¿Y por qué los padres transmiten tan mala onda?

– Lo paradójico es que, a la larga, tampoco es un tema tan real, porque los adultos somos harto más felices de lo que decimos que somos, pero al contar lo que hacemos, el escenario es otro. Acá nadie cuenta nada bueno, porque sabe que va a venir otro a achacarle la onda. Si cuentan que se compran un auto, van a decirles que esa marca es gastadora y que da pocos kilómetros. Entonces para qué va a contar uno algo positivo. Al final, de lo que informamos no es de la realidad. Y eso los jóvenes lo sienten y les afecta. De ahí que no quieran crecer; para qué hacerlo si van camino a vivir de esa forma tan dura que los adultos les comunicamos.

–Dices que Chile es un país que tolera muy poco las diferencias. Desde este escenario, ¿qué ha sucedido con los jóvenes?

–Los adolescentes nos dan testimonio de mayor apertura y de tolerancia que sus padres. Pero, al mismo tiempo, por lo que reciben del mundo adulto, van cayendo en un juego en que ellos tampoco se toleran. Y sucede que muchos terminan no soportando al cabro que estudia mucho, al pokemón, al que tiene algún rasgo distinto. De alguna manera, el bullyng (maltrato o acoso entre estudiantes) está reflejando cómo ellos han ido canalizando la poca tolerancia del mundo adulto.

Educar virtudes

–¿Qué quieres decirles a los padres acerca de las diferencias que hay en sus hijos y la necesidad de respetarlas?

–Es que acá queremos ser todos iguales. Yo creo que el tema pasa por educar las virtudes. Creo que hablamos montones de los valores en esta sociedad, pero de virtudes no habla nadie. Y es algo superdistinto, porque los valores son algo ajeno a mí, que yo puedo tratar de compartir o no, pero las virtudes tienen que ver con un trabajo interno, que sale desde mí. La misión de los padres debe estar fundamentada en desarrollar las virtudes que tienen sus hijos. Y en ese proceso, por sí solos vamos a potenciar y respetar las diferencias.

–¿Cuál es la responsabilidad de los colegios? En algún momento los valores han quedado postergados porque se ha puesto el foco demanera extrema en el rendimiento académico.

–Creo que la educación en Chile se malogró cuando se reemplazó el concepto de `apoderado´ por el de `cliente´. No hay un compromiso de los padres con el proceso educativo, porque sienten que están pagando por un servicio, por lo tanto este tiene que ser bien respondido. Y como trabajo tanto para estos hijos, el colegio me tiene que responder a cosas que no soy capaz de hacer como padre. Y ahí nos estamos equivocando: yo elijo un colegio para que me ayude en la pega que yo tengo que hacer con mis hijos, no para que la haga por mí.

–Dices que hay muchos elementos de la vida moderna que dañan a la familia. ¿Cuáles son los que más atentan contra ella?


–No es que dañen en símismos; es el uso que les hemos dado a esos elementos. Creo que hoy tenemos unmundo que podríamos estar gozando por lo fácil que es:me refiero con eso desde la posibilidad de usar un tostador de pan hasta un remedio para el cáncer. Pero, a pesar de tener todo fácil y toda esa instantaneidad que es casi mágica, eso deteriora también los vínculos interpersonales. Al ser todo aparentemente tan descomplicado, a la larga dejamos de valorar las cosas profundas. Por ejemplo, hoy los viejos no tienen ninguna posibilidad de mirar fotos, porque nosotros, las generaciones más jóvenes, dejamos de imprimirlas. Ninguna familia se va a sentar frente al computador a mirar 548 fotos, y objetivamente antes éramos felices con 36. Por lo tanto, hoy yo tengo que desarrollar el acto de voluntad de imprimir las fotos para que mi abuelita las pueda ver.

– ¿Por qué piensas que en la familia la democracia no es un buen concepto?

–¿A quién se le ocurrió decir que la familia era una democracia? Jamás ha sido así. En la familia hay gente quemanda y otros que obedecen, y eso se hace para darles temple y formación valórica a nuestros hijos. Por lo tanto, yo no le puedo preguntar a un hijo si quiere o no ir a ver a su abuela. Él tiene que ir y punto, aunque vaya con mala cara. Es la única manera de que él se enfrente al desafío de conocer una experiencia que tiene que ver con la reconstitución de su propia historia y que él no va a ser capaz de establecer solo.

Beneficios de casados en mundo de solteros
–Hablas de hijos que están creciendo en habitaciones a puertas cerradas, sin espacios de encuentro. ¿Qué efectos tiene esta soledad de los adolescentes?

–Por ejemplo, la falta de habilidades sociales. Me impacta cómo esta generación de adolescentes no sabe conversar. Esto está sucediendo en todas partes, pero Chile es uno de los países más tecnologizados, porque como somos trancados emocionalmente y nos cuesta hablar, nos quedó fenomenal el email y el chat nos vino de perillas. Ya nunca más nadie se dijo nada de frente. Y eso, por supuesto, se potencia en nuestros hijos.

– Sostienes que los procesos que viven los adolescentes están adelantados por lomenos en dos años. ¿Por qué sucede esto?

– Es algo que tiene a los padres desconcertados y a los chiquillos también. Creo que hay un tema hormonal, estructural y físico que hace que los cambios se inicien antes en un cuerpo y una cabeza que no corresponden y eso genera un desajuste y una desarmonía importante. No sé si es por la alimentación, carga genética, factores culturales. Hasta la misma tecnología creo que los ha hecho evolucionar a nivel cerebral. Seguramente se les han activado circuitos neurológicos que nosotros jamás tuvimos. Yo todavía no entiendo cómo funciona un fax, para mí sigue siendo magia.

– Pasados los 24 años ya no sucede lo mismo, los procesos de ganar autonomía parecen estar ‘frenados’, tanto que hablas de la llamada generación canguro, de una adolescencia que se extiende casi hasta los 30 años: jóvenes que no emprenden vuelo porque están cómodos en casa y no tienen interés en volar por su cuenta.

– Claro, así está funcionando la generación canguro y la búmeran, que es la que se va de la casa y después regresa cuando le ha quedado algún desastre. Yo creo que eso también tiene que ver con el legado que les damos desde el mundo adulto: la poca posibilidad de que vean parejas felices o gente comprometida. Entonces, lo único que ellos quieren es plata para pasarlo bien, viajar, tener bonitos autos y casas, que las amueblan como departamentos pilotos para que pareciera que tienen un hogar. Pero a la larga les es más cómodo quedarse con los papás y tener, como digo yo, los privilegios de los casados y los beneficios de los solteros.

–¿Podemos cambiar este escenario? Al parecer hay una generación que en este aspecto ya está perdida...

–Yo entiendo que esta generación va a evolucionar positivamente. Creo que ellos van a ser tremendamente aprensivos como padres, en unmovimiento de péndulo que los va a llevar a hacer lo contrario que nosotros hicimos con ellos.

La importancia de ‘reparar’

–Todas estas generaciones que mencionas (la on off, la banda ancha, la búmeran) viven en el reinado del desecho, no tienen integrado el sentido de ‘reparación’ en sus relaciones humanas, así como no reparan lo que compran y se les echa a perder. Las relaciones humanas son para ellos desechables, así crecen las separaciones de pareja, por ejemplo.

– Lo clave es que los hijos vean a adultos que son capaces de ‘reparar’ y que, por lo tanto, en su función educativa los papás también les enseñemos eso. La idea es que aprendan a reparar los vínculos con los hermanos, los padres y los amigos. Eso se enseña en la casa: pegar un botón y lavar la zapatilla en vez de botarla es parte de ello.

– Afirmas que hay jóvenes que están rechazando el cariño y padres perdidos, no sabiendo cómo expresarlo. ¿Qué hacer?

–Hay que seguir insistiendo. Los adolescentes se quejan mucho de lo rápido que nos cansamos. Una mamá intenta abrazar a un adolescente y el niño le dice suéltame, mientras ella le responde: bueno, si no quieres que te abrace, no lo hago más. Uno no se puede cansar nunca de expresarles cariño a los hijos. Un adolescente a veces actúa así para tratar de poner límites en la configuración de su identidad, pero eso no significa que no necesite el abrazo. El tema es cuándo, porque obviamente no le gustará que lo hagas frente a los amigos.

–La vivencia de la sexualidad prematura es uno de los grandes temas que planteas. ¿Hasta dónde la prisa por el sexo puede perjudicarlos en su capacidad de ser plenos?


–Creo que hay que reencantar el concepto de sexualidad unido a lo afectivo. Siento, como digo en el libro, que los adolescentes están viviendo una sexualidad superinstintiva, propia de un mal entendimiento de la libertad: suponen, entrenados por nosotros, que ser libres es “hacer lo que yo quiero, por lo tanto si tengo ganas de tener sexo con tres, lo hago”. En ningúnmomento hay una evaluación emocional y valórica para pensar si eso está bien o mal, si va a dañar al otro. Esmuy importante la función que cumplimos los papás para enseñarles a pensar en relación a sus conductas sexuales. Si uno los observa en el cerro San Cristóbal un viernes en la tarde,más parecen una jauría de perros y a veces están incluso borrachos, porque el alcohol ha sido un elemento importante en la desinhibición sexual, y así se permiten una cantidad de juegos que si no, no harían jamás.

–Hay una frase muy linda en tu libro, recuerdas que “hay cosas que duran poco, pero pueden marcar toda la vida”... y te refieres a cómo a veces algo incluso fugaz puede cambiar a las personas para bien.

– Siento que hay un poder gigante al aprovechar la magia de los momentos. Cuando un hijo ve a su mamá haciéndole una torta para su cumpleaños, que es un momento que dura pocos minutos, eso va a forma parte de su memoria emocional, traduciendo ese gesto en el amor que su mamá le tenía. Hay cosas que no necesitan ser dichas y que más bien los padres tienen que empezar a actuarlas: que la tele se apague cuando se coma, que vayan todos juntos a visitar a los abuelos. Si veo que mi papá, en vez de llegar a la casa victimizándose como hace cada día, diciéndome que tiene el colon irritable porque trabaja tanto paramí, viene alegre y se sienta en el living a revisar una revista o a conversar conmigo, eso me cambia los circuitos. Son las sutilezas las que a la larga cambian las dinámicas.

por: Pía Rajevic

EXTRA: A los 44 años es encontrada muerta Pilar Donoso autora del libro "Correr el tupido velo",  hija del escritor Jose Donoso (más de esta noticia)

4 comentarios:

  1. Gracias por visitar mi Blog, espero regreses pronto. Excelente tema, me gusta tu página, que tengas un bonito día, DTB hoy y siempre

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS!!!. PILAR, EXCELENTES TUS ESCRITOS, ME HAN HECHO REFLEXIONAR SOBRE TEMAS QUE, MUCHAS VECES AL ANALIZARLOS ME LLEVAN A TUS CONCLUSIONES, PERO QUE AL NO TENER, OPORTUNIDAD DE INTERCAMBIAR IDEAS DE ESE TIPO,CON OTRAS MAMÁS, SIN QUE ME TILDEN, DE ANTICUADA Y CONSERVADORA, YA NO ME SENTÍA TAN SEGURA; PERO AL LEERTE, POR SUERTE REAFIRMO MIS CONVICCIONES. TODA LA LUZ!!! PARA VOS. ALESIA.

    ResponderEliminar
  3. AGRADEZCO A DIOS HABERTE CONOCIDO POR UNA DE TUS CHARLAS QUE ME ENVIARON A MI FACEBOOK DESDE ALLI ME INTERESE MUHCO POR SABER DE TI , TE BUSQUE AHORA SE DE TUS LIBROS DE TUS EXPERIENCIAS COMO MADRE , COMO ESPOSA , ERES MARAVILLOSA, MUCHOS EXITOS EN TU VIDA PROFESIONAL CARMEN FLORES (PERU)

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Pilar me encanta leer sus escritos, ver sus entrevistas pues siempre son claras y entendibles con un vocabulario accesible a cualquier mortal y no son lleno de palabras que uno quede con interrogantes.
    mis felicitaciones y toda mi admiración

    ResponderEliminar